McKinley James

MCKINLEY JAMES

La primera sensación que transmite el nuevo trabajo de McKinley James, «This is The Last Time» y «I’ll Be Loving You», es la seria mezcla de alma Motown y una interpretación de guitarra basada en el blues. No suena como el tipo de «blues» que proviene tradición del género, sino más bien de un guitarrista que comprende tan bien la teoría de acordes que podrías jurar que a veces estás escuchando una sección de vientos. Esto se debe a que lidera un dúo, y mientras las tiendas de guitarras resuenan con riffs de torpes intérpretes modernos de blues que no distinguen un shuffle de una tontería, McKinley entraría a esa tienda de guitarras, conectaría su instrumento y convocaría a los espíritus de sus propios ídolos, pioneros casi olvidados como Otis Rush y Johnny «Guitar» Watson. «Still Standing By» es su tercer EP, todos ellos dignos de escuchar, y aquí está la cosa… McKinley tiene 22 años. Pero ya era un veterano antes de tener la edad suficiente para beber